¿Cómo fue vuestro primer momento?

El otro día terminé en urgencias y la verdad es que todo lo que vi y me pasó fue tremendo, a malas, claro. Sábado noche, las urgencias hasta arriba y los médicos, tooodos muy jóvenes. El que me atendió a mí no sabía ni qué era la lenta. Entiendo que tienen que aprender, y hasta ahí sin problema, pero el problema empieza cuando no hay supervisión. No había nadie con experiencia para poder guiar a esta juventud.

Independientemente de lo que me pasó a mí, aluciné cuando a la chica que estaba a mi lado le dijeron que probablemente tenía diabetes (al parecer llegó con 400) y que ya se podía ir a casa, con sólo una receta de Lantus y sin más explicación. El comentario final fue "hasta que te den la cita no tomes cosas con azúcar". Y aluciné, ¿y el resto de hidratos? Le iba a dar mi número pero se fue muy rápido. La sacaron de urgencias teniendo los niveles en 250.

Cuando a mí me diagnosticaron estuve 1 semana ingresada, en ese mismo hospital y desde el minuto 1 me enseñaron qué era tanto la rápida como la lenta.

A vosotros ¿también os echaron a casa así? Sin más explicación que ¿"pide cita"? ¿O es cosa de este cómo se solucionaron los problemas esa noche?


T1 diagnosticada a los 24, tengo 30.
Además soy celiaca y con muchas alergias alimentarias, entre ellas profilina. Recientemente diagnosticada con hipotiroidismo también.
«1

Comentarios

  • Yo debuté en septiembre de 2021 y entré por urgencias. Estuve 36 horas allí en observación y luego me subieron a planta donde permanecí hasta completar 5 días.

    Lo de urgencias era una locura, un trasiego continuo de pacientes y personal de todo tipo: médicos, enfermeras, auxiliares, celadores. Una actividad frenética.

    Me atendió la responsable de urgencias, una doctora de treinta y tantos y luego venían a las máquinas (infusor de insulina, goteros, medidores de constantes vitales) cada dos por tres otros facultativos, estos más jóvenes, supongo que residentes. También me visitó el endocrino, la doctora le puso en antecedentes y se acercó a decirme que cuando estabilizasen los valores en sangre (glucosa y acidificación) quedaba ingresada en endocrinología.

    Yo entré con cetoacidosis, bastante fastidiada, ya tenía hasta taquicardia. No puedo valorar, porque no tengo conocimientos para ello, si el alta de esa chica era correcta con 250, aunque sí me parece un despropósito que le den la receta de lantus y ninguna indicación sobre cómo manejar la diabetes hasta la cita con el endocrino, le puede pasar cualquier cosa en ese intervalo de tiempo.

    El personal me pareció muy profesional, primero te ven los residentes para abrir la ficha pero luego había respaldo con médicos más experimentados.

    Mi experiencia fue buena, yo al menos me sentí muy bien atendida. El tiempo en urgencias fue agotador porque con ese ruido y tanta luz era imposible descansar y se me hizo eterno hasta que me llevaron a la habitación. Cuando me dieron el alta ya llevaba dos sesiones de "educación en diabetes" con mi enfermera y salí de allí con mucha información, un glucómetro, plumas de lenta y rápida y un vértigo a manejarme yo sola con todo eso considerable.

    LADA D1 desde septiembre de 2021
    Toujeo y Humalog
    Aprendiendo
  • No se pasan cosas rarísimas , yo nunca me entero de lo que les pasa a los demás y menos que me cuenten que están en cuatrocientos y que salió de allí en 250 , a mi nadie me cuenta esas cosas en urgencias , no digo que no sea verdad y jamas di con un médico que no sepa lo que es la diabetes , si alguno ,te dice ,tú sabes mejor que yo como va esta enfermedad , pero de ahí a que no se enteren, no se yo, igual es mejor no ir al médico !! Lo que veo en urgencias , que cada cual va a lo suyo y casi no veo a nadie hablar con el de al lado , bueno eso debe ser al hospital que voy yo , en los otros no sé ,, buen día a tod@s
  • Cuando uno pasa 5 o 6 horas en urgencias, acaba hablando hasta con las paredes, y en mi caso fueron necesarios 3 endocrinos y 2 años para diagnosticarme correctamente, no te digo na de los conocimientos de diabetes que tienen algunos medicos de familia
  • Lo dicho , cosas rarísimas , hablan con las paredes , en mi hospital no pasa eso ,,
  • Pufff....lo mío fue laaaargooooo.
    Fui a hacerme una analítica de sangre porque mi madre se empeño en que fuera al médico y me revisarán, ya que orinaba mucho, bebía mucho, comía mucho y perdía mucho peso (ideal :) ) El médico me firmó religiosamente la analíticas para Sanitas sin decirme un pronóstico. Ya en la puerta le pregunté qué que intuía....respuesta: diabetes.

    Me fui a los dos días a las 7:00 a hacerme la analítica para poder ir a la oficina después (1 hora de carretera) y como vivía en Toledo y allí las farmacias no hacen capilares, se lo pedí a la nena que me sacó sangre. Total 365 en ayunas y "literalmente" me secuestró en el hospital. Me prohibió desayunar nada por riesgo a coma diabético en mas de 500 y me metió en un boxes donde me revisó un endocrino, me pusieron un montón de bolsas de suero con insulina, y me medían cada 40 min. Yo mientras hablando con mi jefa y los clientes, tranquilos que llego en un rato....jajajaja.... me dieron el alta de urgencias a las 13:30 (hay eventos que no se olvidan) con la instrucción que fuera a mi medico de cabecera porque la diabetes era muy cara por seguro privado, una pauta de insulinas y la glucosa en 160mg/dL.

    Por la tarde fui a mi medico y la enfermera me hizo test de acetona, di en todo positivo hasta en infección de orina. Directamente me mando a urgencias con ingreso inmediato y baja laboral.
    Lo de urgencias fue...alucinante.....enero 2015, jueves, víspera de festivo local y las urgencias colapsada por epidemia de gripe (y no era covid); gente inconsciente en los pasillos, en los boxes, camillas en los pasillos,....pufff. Nunca olvidaré a un chaval de unos 22 años, en una silla de ruedas, totalmente inconsciente con fiebre de 39,5, luego había los típicos abuelitos, pero muchos jóvenes inconscientes con fiebres muy elevadas en todos los boxes y pasillos.

    En admisiones me echaron la bronca porque no constaban mis datos y tenían que hacerme las "pegatinas" ya que NUNCA había estado en urgencias ni ingresada ni nada de nada.
    Me tuvieron desde las 19:00 hasta las 1:30 de boxes en boxes, a base de capilares y tenían orden de ingreso por protocolo pero no había donde, y tampoco había glucómetros!!! Al final bajo un endocrino gestacional y me "prestó" (lo tuve que devolver) un glucómetro para el finde de 3 días, me dio el teléfono de Abbott para solicitar uno y salí con un papel con las pautas de insulina, las recetas y cita de urgencias con especialista para el siguiente lunes laborable.

    Voy al a farmacia compró los viales y tan feliz para casa. Y en casa descubro que no me puedo poner la insulina porque no vienen las agujas....vuelta a la farmacia a las 2:00 donde no vendía agujas y me dijeron que me las tenían que dar en el médico. Coge el coche, entra en urgencias y explica al primero que pillas que cómo te pones la insulina sin agujas. Me dieron agujas de insulina generales, no de plumas y tuve que hacer prorrateos...todo esto sin saber nada de nada de diabetes.
    En festivo tuve suerte, mi centro de salud tenía servicio de urgencias y allí que me planté para que me dieran agujas para las plumas; me dieron un puñado pero salve los primeros 3 días hasta que me visitó la endocrina el lunes y ya empecé con la educación diabetológica, me asignaron 600 agujas para 3 meses y salí con todo el material mas una semana de formación continua.

  • Madre mía , yo no puedo creer lo que os pasó. Con mi hija fue la pediatra la q por los síntomas le hizo una tira de orina y una prueba con glucómetro , y con 360 nos mandó directos al hospital . Allí la estaban esperando dos médicos y dos enfermeras y la dejaron ingresada una semana .
    No quiero pensar que la sanidad pública se esté deteriorando así.
    Aquí en Asturias nos siguen atendiendo igual que siempre.
    hija de 32 años , diabética desde los 5. Hemo : 6,2
    Humalog: 4- 4- 3 Lantus: 20 , mañanas.
  • Pues no sé pero me resulta raro todo eso pq hay q analizar muchas cosas en un debut diabético tipo 1, y no solo la glucemia.
    En mi caso , hace ya mucho tiempo, mis padres tenían sanidad privada, Asisa, y tras unas paperas, a los dos meses o así perdía mucho peso y mis padres preocupados me llevaron al pediatra, me hizo analítica y tenía 600 , ma mando a urgencias del hospital y allí estuve una semana en la UCI primero ( tenía asociada una pancreatitis, una cetoacidosis y todo descompensado) y luego una semana más en planta.
    Le explicaron a mí padre todo lo q había q hacer, como se ponía la insulina y hasta q yo fui mayor, me la ponía él , con viales y jeringuillas e insulina de cerdo. Hace de esto muchísimo , casi 40 años.
  • No se pasan cosas rarísimas , yo nunca me entero de lo que les pasa a los demás y menos que me cuenten que están en cuatrocientos y que salió de allí en 250 , a mi nadie me cuenta esas cosas en urgencias , no digo que no sea verdad y jamas di con un médico que no sepa lo que es la diabetes , si alguno ,te dice ,tú sabes mejor que yo como va esta enfermedad , pero de ahí a que no se enteren, no se yo, igual es mejor no ir al médico !! Lo que veo en urgencias , que cada cual va a lo suyo y casi no veo a nadie hablar con el de al lado , bueno eso debe ser al hospital que voy yo , en los otros no sé ,, buen día a tod@s

    Resulta que en mi hospital (no sé en otros) cuando ingresas en urgencias y necesitas algún tipo de tratamiento vía intravenosa te mandan a una sala en la que hay hasta 9 pacientes (que pueden entrar con 1 acompañante) y todos al lado los unos de los otros. Y dio la casualidad de que las enfermeras de ese turno no pararon de decir "no sé qué pasa hoy, todo lleno de diabéticos con hipers o hipos, vaya noche" así, gritandolo a los 4 vientos. Como he comentado fue una noche turbia, nunca había vivido nada así en urgencias en ninguno de los sentidos. Cuando entró esta chica la sentaron a mi lado, y la explicaron el tratamiento que le había puesto el médico. Cuando fue a por su tratamiento gritó "ves, otra más con el azúcar " entonces esta pobre chica miró a todo el mundo y sí, también me miró a mí, que asentí y la pregunté porque se la veía nerviosa. Y ya en una simple frase me dijo que era la primera vez y que tenía 400. El resto de la historia podrás imaginar que no hizo falta que me contara nada, porque yo a su lado lo escuché absolutamente todo de manos de la enfermera y de la doctora que la atendió. Y aunque hubiera estado en la otra punta de la sala me hubiera enterado.

    Ya digo,que este ha debido ser puntual, porque por desgracia he acabado más veces allí y nunca he visto nada parecido. Y en cuanto a mi debut no se le pareció en nada en absoluto.

    Y por eso mi pregunta, quería saber si mi caso de hospitalización al debutar se había debido a otra cosa o era lo normal. Y para NADA he dicho que no haya que ir al médico. Que quede muy claro que eso te lo has inventado tú.
    T1 diagnosticada a los 24, tengo 30.
    Además soy celiaca y con muchas alergias alimentarias, entre ellas profilina. Recientemente diagnosticada con hipotiroidismo también.
  • Ruthbia dijo:

    Pufff....lo mío fue laaaargooooo.
    Fui a hacerme una analítica de sangre porque mi madre se empeño en que fuera al médico y me revisarán, ya que orinaba mucho, bebía mucho, comía mucho y perdía mucho peso (ideal :) ) El médico me firmó religiosamente la analíticas para Sanitas sin decirme un pronóstico. Ya en la puerta le pregunté qué que intuía....respuesta: diabetes.

    Me fui a los dos días a las 7:00 a hacerme la analítica para poder ir a la oficina después (1 hora de carretera) y como vivía en Toledo y allí las farmacias no hacen capilares, se lo pedí a la nena que me sacó sangre. Total 365 en ayunas y "literalmente" me secuestró en el hospital. Me prohibió desayunar nada por riesgo a coma diabético en mas de 500 y me metió en un boxes donde me revisó un endocrino, me pusieron un montón de bolsas de suero con insulina, y me medían cada 40 min. Yo mientras hablando con mi jefa y los clientes, tranquilos que llego en un rato....jajajaja.... me dieron el alta de urgencias a las 13:30 (hay eventos que no se olvidan) con la instrucción que fuera a mi medico de cabecera porque la diabetes era muy cara por seguro privado, una pauta de insulinas y la glucosa en 160mg/dL.

    Por la tarde fui a mi medico y la enfermera me hizo test de acetona, di en todo positivo hasta en infección de orina. Directamente me mando a urgencias con ingreso inmediato y baja laboral.
    Lo de urgencias fue...alucinante.....enero 2015, jueves, víspera de festivo local y las urgencias colapsada por epidemia de gripe (y no era covid); gente inconsciente en los pasillos, en los boxes, camillas en los pasillos,....pufff. Nunca olvidaré a un chaval de unos 22 años, en una silla de ruedas, totalmente inconsciente con fiebre de 39,5, luego había los típicos abuelitos, pero muchos jóvenes inconscientes con fiebres muy elevadas en todos los boxes y pasillos.

    En admisiones me echaron la bronca porque no constaban mis datos y tenían que hacerme las "pegatinas" ya que NUNCA había estado en urgencias ni ingresada ni nada de nada.
    Me tuvieron desde las 19:00 hasta las 1:30 de boxes en boxes, a base de capilares y tenían orden de ingreso por protocolo pero no había donde, y tampoco había glucómetros!!! Al final bajo un endocrino gestacional y me "prestó" (lo tuve que devolver) un glucómetro para el finde de 3 días, me dio el teléfono de Abbott para solicitar uno y salí con un papel con las pautas de insulina, las recetas y cita de urgencias con especialista para el siguiente lunes laborable.

    Voy al a farmacia compró los viales y tan feliz para casa. Y en casa descubro que no me puedo poner la insulina porque no vienen las agujas....vuelta a la farmacia a las 2:00 donde no vendía agujas y me dijeron que me las tenían que dar en el médico. Coge el coche, entra en urgencias y explica al primero que pillas que cómo te pones la insulina sin agujas. Me dieron agujas de insulina generales, no de plumas y tuve que hacer prorrateos...todo esto sin saber nada de nada de diabetes.
    En festivo tuve suerte, mi centro de salud tenía servicio de urgencias y allí que me planté para que me dieran agujas para las plumas; me dieron un puñado pero salve los primeros 3 días hasta que me visitó la endocrina el lunes y ya empecé con la educación diabetológica, me asignaron 600 agujas para 3 meses y salí con todo el material mas una semana de formación continua.

    ¡Qué horror! ¡Menuda historia!
    Me alegra saber que no te diste por vencida con lo de las agujas, no sé yo si hubiera hecho lo mismo 🥺
    T1 diagnosticada a los 24, tengo 30.
    Además soy celiaca y con muchas alergias alimentarias, entre ellas profilina. Recientemente diagnosticada con hipotiroidismo también.
  • En mi caso, de primeras, el médico de cabecera me dijo que lo que tenía era una gastroenteritis. Me mandó dieta blanda y claro, me empecé a encontrar mejor porque la glucemia bajó. En cuanto volví a comer normal, otra vez fatal. Fue mi madre la que sospechó que podía ser diabética. Me llevó de nuevo al centro de salud y me hicieron una glucemia y no sé lo que di exactamente pero lo suficiente como para verificar el pensamiento de mi madre.
    Afortunadamente, un buen amigo de la familia era endocrino especializado en diabetes aquí en Madrid y directamente fuimos a su consulta. No tuve que estar ingresada.
    Lo que sí me pasó poco después en urgencias del hospital Clínico de Madrid fue algo lamentable. Ingresé por una gastroenteritis (de pequeña tenía cada dos por tres) y de madrugada me empecé a encontrar fatal. Mi hermana que era la que esa noche se quedó conmigo llamó a la enfermera y tras una prueba me salió una glucemia de casi 300. No quisieron ponerme insulina porque, según ellos, al no haber ningún endocrino de guardia no estaban autorizados así que se les ocurrió la genial idea de ponerme a caminar por los pasillos (con una vía puesta y con 10 años)
    Por la mañana vino mi padre y tras montar el pollo pidió el alta voluntaria. Esto fue en 1991 y es cierto que por aquél entonces, no se sabía demasiado de diabetes. Afortunadamente hoy creo que hemos avanzado mucho.
    DM1 desde 1990 - Fiasp y Toujeo - HG: 5,4
  • @nigiri no te creas que hemos avanzado tanto.
    Cuando estuve ingresada en agosto de 2022 me comentó la enfermera que su pauta es no poner insulina hasta que el enfermo no llegue a 250mg/dL y que dan dieta normal a todos.
    Le comenté que eso era muchísimo.

    Así que tras la operación y mucho discutir con el cirujano de guardia me cogí el alta voluntaria (a las 00:30!!), sobre todo porque no me fiaba de lo que me iban a meter en vía, no iba a comer de nada y la cirujana me había comentado, cuando me programó la fecha de operación, que era ambulatoria y me iba a mi casa en el día.

  • A mí un enfermero amigo mío me ha comentado que tienen instrucciones de que si un diabético se pone en 80 ya lo consideran hipo y le meten glucosa en sangre. Que les da igual que llegue a 300, que no quieren hipos. Me parece una barbaridad.
    DM 2 con páncreas agotado desde diciembre 2020. 51 años entonces.
    HG diciembre 2020: 15.9. Última HG: julio 2022, 5.6
    Abasaglar 8 unidades. Metformina, 1000/0/1000. Humalog junior: 2 unid en desayuno y para correcciones o excesos.
  • Qué maravilla...
    DM1 desde 1990 - Fiasp y Toujeo - HG: 5,4
  • A mí un enfermero amigo mío me ha comentado que tienen instrucciones de que si un diabético se pone en 80 ya lo consideran hipo y le meten glucosa en sangre. Que les da igual que llegue a 300, que no quieren hipos. Me parece una barbaridad.

    Los dichosos "protocolos". Ya no se ejerce la medicina, los facultativos son técnicos que aplican los protocolos, porque si se salen de ese guión y pasa algo, la cagan. Si siguen el guión y pasa algo, no pasa nada.
    Lo malo es que no sabemos muy bien quién redacta esos protocolos.
    A mi, en mi estancia en el hospital, lo que me llamó la atención fue el menú. Era un festival de hidratos de carbono, con su pan blanco, galletas maría, fruta. Un despropósito. Es que me parecía una barbaridad para una persona sana, yo, de hecho, antes de mi debut ya había restringido mucho los hidratos de la dieta para no engordar.
    LADA D1 desde septiembre de 2021
    Toujeo y Humalog
    Aprendiendo
  • Yo salí de mi habitación confinada por el COVID viendo borroso, al segundo día fui a la Dra. de cabecera y como última prueba se le ocurrió glucosa en sangre: 340, tira para cetoacidosis negativa. Diagnóstico: diabetes tipo 2, metformina, come en plato llano, medio de verdura, un cuarto proteína, un cuarto de hidrato....a la segunda semana de tomarme Metformina y aumentar dosis: reacción alérgica: toda llena de ronchas, picores; me las cambiaron por Januvia, 3 meses encontrándome cansada, con visión borrosa (baja laboral). Un sábado me levanté (supongo que con hipo) mareadísima, todo me daba vueltas y a penas me sostenía, mi marido asustado y cayendo el diluvio padre me llevó al Vall Hebrón: transfusión con suero, rápida,...hasta estabilizarme, salí con visita para 2 días después para el centro de día del mismo hospital unidad Diabetes, cuando me atendió la doctora me dijo: me parece que de Diabetes 2, nada, tú eres tipo 1, haremos analíticas para confirmar.....de allí ya salí con sensor, glucómetro, unas pautas muy básicas de valores y bolos que aplicarme....y poco a poco mi visión volvió a su lugar. Me costó muchos lloros y angustia el no saber y que me enseñasen las cosas a "cuenta gotas" según ellos para no saturarme con tanta información. Y de esto hace ya 9 meses....bajando mi glicada de casi 13 en un inicio a 8 y pico (no llevando tres meses de tratamiento) y ahora 6'1....aprendiendo....cada día aprendiendo....y viendo las reacciones locas que tiene mi cuerpo. Según mis educadores, viendo mis gráficas, conocen el tipo de persona que soy, que hacía años que no veían un control igual, todo por lo que me exijo a mí misma, porque no me permito caprichos....que seguramente iré necesitando menos insulina, porque llevo unas semanas que lo que tengo que controlar son mis bajadas....tengo factor de sensibilidad 80.
    También me han dicho que tengo que ganar músculo, para no seguir perdiendo peso, probar con ejercicios de fuerza.
    En fin!! Este año horribilis no lo comencé con buen pie....las campanas con COVID confinada y el postre de regalo.
  • Me ingresaron en el hopital y fuy el primer niño en España al que "curaron" la duabetes despues de haber estado ingresado un mes. Ahora viene la realidad, era el año 1981, y en esos años no se tenia tanta informacion como ahora y no sabian lo que era la luna de miel, por lo menos donde me ingresaron, o no lo sabuan los medicos que me trataban. Pero al cabo de 1,2 o 3 meses volvi a ingresar y (a qui viene lo de curaron entrecomillado) habia una niña ingresada con diabetes y los padres estavan preocupados pero a la vez contentos por que kes habian informafo que hace povo habuan curafo a un niño, fueron mis padres los que le quitaron la ilusion al decirles, sibes este y aqui vuelve.
    DM1 desde el 81 antes de naranjito.
    Con bomba desde 2012
    Minimed Veo parading
    Minimed 640g desde 06/2015
    Minimed 640g desde 19/03/2016 la 2a
    Minimed 780g desde el 23/03/2021
    Hemoglobina 12/01/2021->6.1
    28/07/2021-> 6.4
  • Mi primer momento fue muy raro.....echo la vista la atrás y sólo recuerdo que la enfermera me dijo te tienes que poner ahora insulina y al ir a pincharme, por mi indecisión me trato de tonta, Joe era mi primer pinchazo!!
    No hubo ingreso ni nada me llamo la médica de cabecera y me dio la noticia. No sabía nada de diabetes, pensaba que con no comer dulces y pincharme insulina ya estaba uno apañado :o
    Y también recuerdo que tuve un gran dilema: que hacer con las napolitanas de chocolate :p . Las congele!!, q ilusa!
  • Sería interesante conocer en qué Hospital ocurrió esa incidencia.
    Saludos.
  • Hola a tod@s, me llamo Miguel y mi debut fue en 2015, con una analítica de reconocimiento de la empresa de 125 de azúcar en ayunas, me recomendaron comentarlo al médico de cabecera, la sorpresa fue que en la nueva analítica estaba 420,allí mismo me hicieron la prueba y tenía 550. Me pusieron insulina no sé cuánta y… a casa , vuelve por la tarde. Volví seguía con 525.., tras muchos cálculos la doctora me puso insulina 30 unidades recuerdo y…a casa, a las tres horas perdí el conocimiento del bajón, y si de casa a urgencias del hospital. Mi pareja me contó que no sabían que hacer, al final supongo que me inyectaron glucagón. En el hospital me atendieron muy bien la verdad.
  • @colivenco , es que te tenían q haber mandado al hospital desde el primer momento .Con esos valores , una dosis de insulina a ojo .. y a casa... un peligro.
    hija de 32 años , diabética desde los 5. Hemo : 6,2
    Humalog: 4- 4- 3 Lantus: 20 , mañanas.
  • Pues mi caso fue diferente: buscando otra cosa me detectaron varios problemas que ignoraba que tenía, y uno fue un tumor en el páncreas. Yo no era diabética. Pero había otro problema más urgente que había que solucionar y que fue el primero que abordaron quirúrgicamente, y ya después se ocuparon de otra cosa y del páncreas, me hicieron diferentes pruebas y decidieron esperar para operar mientras lo iban controlando.

    Cuando detectaron que el tumor crecía decidieron operar inmediatamente. No tuve nunca síntomas relacionados con el tumor, ni dolores, ni nada. Me convertí en diabética en el mismo momento en que me quitaron 2/3 de páncreas. Empezó la “dieta”, los pinchazos en la yema del dedo varias veces al día, y los pinchazos de insulina, solamente me inyectaban rápida antes de cada comida.

    He entrecomillado “dieta”, porque me daban pan blanco, fruta natural, yogures enteros con bolsitas de azúcar, que no usaba porque no me gusta el yogur con azúcar, en las meriendas galletas María y zumos de fruta.

    Las cosas se complicaron, y el 4º día después de intervenirme el páncreas, me encontraba muy mal, no podía comer, y sobre las 23 horas me llevaron de urgencia a quirófano para volver a operarme, de otra cosa, pero más grave aún, pues si no me operaban enseguida me daban por perdida. Dos intervenciones de ese calibre en 4 días me dejaron hecha polvo. Estuve intubada en la UCI más de una semana, sin poder hablar, ni comer, ni nada. Cuando finalmente me subieron a planta empezaron a darme de comer, pero no podía, y volvieron a ponerme alimentación por vía, me abrieron una en la base izquierda del cuello, más adelante me abrirían otra en el lado derecho, pues las cosas volvieron a complicarse con fiebres altísimas, un bombardeo de toda clase de antibióticos me dejó el estomago retorciéndome de dolor.

    Para hacerlo corto, 3 transfusiones de sangre más tarde, y después de treinta y pico días hospitalizada, el médico me dio permiso para irme a casa, eran sobre las 8:45 h. Estaba muy débil y tenía mucho dolor al moverme, me habían abierto el abdomen por tres sitios distintos, enormes cicatrices lo recorrían y tenía además un orificio abierto con una bolsita que tenía que ir cambiando. Mentalmente estaba destruida también, y sabía que tres meses más tarde iba a volver al quirófano para cerrar ese orificio y quitar la bolsita.

    A todo esto, me seguían pinchando con rápida, se habían centrado en la segunda intervención, en todas las complicaciones que surgieron, y nadie me había explicado nada de la diabetes, insulinas, dietas… nada.

    Sobre el mediodía vino una enfermera con los papeles del alta médica y el informe médico. Mi marido fue a tramitar mi salida, y a pagar lo que había gastado de televisión en ese tiempo. Yo esperaba que alguien me explicase qué tenía que hacer, que comer, cómo ponerme la insulina… pero en la documentación que me trajeron no había nada, así que lo reclamé. Estuve todo el día reclamando, hasta que ya de noche, me trajeron una receta para que mi marido comprase insulina en la farmacia, y me indicaron que cogiese hora lo antes posible con mi médico de cabecera. Nada más.

    Me fui a casa, y mi marido fue a comprar la insulina. ¡Qué sorpresa cuando llega y saco de la bolsita una jeringa y agujas, y una cajita en la que había un frasco de cristal con insulina! 😳. En el hospital yo veía que me pinchaban con algo como un bolígrafo, nunca vi que sacaran la insulina de un frasco con una jeringa para luego inyectármela. Además, un rato antes de inyectarme, con un pinchador me sacaban una gota de sangre del dedo, que depositaban en una tira insertada en un lector. En la bolsita no había nada de eso, Yo no sabía qué hacer con el frasco de insulina ¿cómo saber cuántos mililitros tenía que inyectarme? Pues no hice nada porque no sabía qué hacer.

    Al la mañana siguiente mandé a mi marido al ambulatorio, yo no estaba en condiciones de salir de casa, para ver a un médico que le pudiera atender de urgencia, y ver si me podían ayudar.

    Un médico le hizo una receta de insulina lenta, en bolígrafo, le dijo que me inyectase una vez al día 10 unidades, así, a ojo. Consiguió una cajita con tiras, un pinchador, un glucómetro, un puñado de agujas, y le dieron hora para una visita urgente con la Dra. de cabecera. Como yo no podía ir al ambulatorio, sería telefónica, empezaba la semana santa, así que sería el martes siguiente (era jueves).

    Cuando llegó mi marido con la nueva insulina en boli, el glucómetro, etc., él no sabía cómo había que usar todo eso, ni qué valores de glucosa eran los correctos, ni nada. Así que llamé yo al ambulatorio pidiendo por favor que alguien me ayudara. Finalmente conseguí que la enfermera que me tocaba me llamara por teléfono, y me dio unas consignas que no me aclararon todo, me dijo que no podía pasar por mi casa porque se iba después de comer de vacaciones de semana santa, y tenía prisa. Me dio su número de móvil por si tenía algún problema la llamara…

    Inmediatamente me puse a buscar por internet para aprender a usar el glucómetro, la enfermera me dio unos valores, y me indicó que si los valores eran altos en ayunas, aumentase de dos en dos las unidades de lenta…. Y cuando me inyectase la insulina contase hasta 10 antes de retirar la aguja de mi cuerpo. Recuerdo que en la primera lectura que me hice estaba a 450, y más o menos en esa cifra estuve toda la semana santa, me iba aumentando la dosis cada dos días. No comía dulce, pero nadie me había dicho nada de los hidratos, en el hospital me daban pan blanco, y tostadas con mermelada, etc., en casa no comía mermelada, tampoco he tenido nunca costumbre de desayunar con mantequilla y mermelada, pero con un bocadillito si…

    Llegó el martes y me llamó la dra, de cabecera que me aclaró algunas cosas, y al saber cómo iban mis lecturas de glucosa, me hizo una receta de insulina rápida, y me aumentó la lenta.

    Me busqué un endocrino, pero como no estaba en condiciones de salir de casa, no pude ir hasta un mes más tarde, y no quedé satisfecha. Vi a diferentes endocrinos, y nadie me explicaba nada sobre las comidas y dosis de insulina, se limitaban a darme una hoja con una dieta, pero no unas pautas, y a decirme que las personas que tenemos una diabetes como la mía tenemos muchas dificultades para controlar la glucosa, y que lo que un día nos va bien, nos deja de funcionar al día siguiente.

    Con el tiempo yo misma he ido procurándome información, he ido aprendiendo. Aquí en el foro he aprendido mucho.

    Al ponerme el sensor en el brazo, el control ha mejorado un poco.

    Y así fueron mis comienzos, con mucho agobio y poca ayuda.




    Diabetes post quirúrgica desde el 02/03/17, Toujeo, Novorapid, y ahora también metformina después de las comidas.
    Freestylelibre 2 desde mediados de diciembre 2021, que me lleva loca.
  • @Emily , menudo agobio, menos mal que acabó todo bien .


    hija de 32 años , diabética desde los 5. Hemo : 6,2
    Humalog: 4- 4- 3 Lantus: 20 , mañanas.
  • Emily dijo:

    Pues mi caso fue diferente: buscando otra cosa me detectaron varios problemas que ignoraba que tenía, y uno fue un tumor en el páncreas. Yo no era diabética. Pero había otro problema más urgente que había que solucionar y que fue el primero que abordaron quirúrgicamente, y ya después se ocuparon de otra cosa y del páncreas, me hicieron diferentes pruebas y decidieron esperar para operar mientras lo iban controlando.

    Cuando detectaron que el tumor crecía decidieron operar inmediatamente. No tuve nunca síntomas relacionados con el tumor, ni dolores, ni nada. Me convertí en diabética en el mismo momento en que me quitaron 2/3 de páncreas. Empezó la “dieta”, los pinchazos en la yema del dedo varias veces al día, y los pinchazos de insulina, solamente me inyectaban rápida antes de cada comida.

    He entrecomillado “dieta”, porque me daban pan blanco, fruta natural, yogures enteros con bolsitas de azúcar, que no usaba porque no me gusta el yogur con azúcar, en las meriendas galletas María y zumos de fruta.

    Las cosas se complicaron, y el 4º día después de intervenirme el páncreas, me encontraba muy mal, no podía comer, y sobre las 23 horas me llevaron de urgencia a quirófano para volver a operarme, de otra cosa, pero más grave aún, pues si no me operaban enseguida me daban por perdida. Dos intervenciones de ese calibre en 4 días me dejaron hecha polvo. Estuve intubada en la UCI más de una semana, sin poder hablar, ni comer, ni nada. Cuando finalmente me subieron a planta empezaron a darme de comer, pero no podía, y volvieron a ponerme alimentación por vía, me abrieron una en la base izquierda del cuello, más adelante me abrirían otra en el lado derecho, pues las cosas volvieron a complicarse con fiebres altísimas, un bombardeo de toda clase de antibióticos me dejó el estomago retorciéndome de dolor.

    Para hacerlo corto, 3 transfusiones de sangre más tarde, y después de treinta y pico días hospitalizada, el médico me dio permiso para irme a casa, eran sobre las 8:45 h. Estaba muy débil y tenía mucho dolor al moverme, me habían abierto el abdomen por tres sitios distintos, enormes cicatrices lo recorrían y tenía además un orificio abierto con una bolsita que tenía que ir cambiando. Mentalmente estaba destruida también, y sabía que tres meses más tarde iba a volver al quirófano para cerrar ese orificio y quitar la bolsita.

    A todo esto, me seguían pinchando con rápida, se habían centrado en la segunda intervención, en todas las complicaciones que surgieron, y nadie me había explicado nada de la diabetes, insulinas, dietas… nada.

    Sobre el mediodía vino una enfermera con los papeles del alta médica y el informe médico. Mi marido fue a tramitar mi salida, y a pagar lo que había gastado de televisión en ese tiempo. Yo esperaba que alguien me explicase qué tenía que hacer, que comer, cómo ponerme la insulina… pero en la documentación que me trajeron no había nada, así que lo reclamé. Estuve todo el día reclamando, hasta que ya de noche, me trajeron una receta para que mi marido comprase insulina en la farmacia, y me indicaron que cogiese hora lo antes posible con mi médico de cabecera. Nada más.

    Me fui a casa, y mi marido fue a comprar la insulina. ¡Qué sorpresa cuando llega y saco de la bolsita una jeringa y agujas, y una cajita en la que había un frasco de cristal con insulina! 😳. En el hospital yo veía que me pinchaban con algo como un bolígrafo, nunca vi que sacaran la insulina de un frasco con una jeringa para luego inyectármela. Además, un rato antes de inyectarme, con un pinchador me sacaban una gota de sangre del dedo, que depositaban en una tira insertada en un lector. En la bolsita no había nada de eso, Yo no sabía qué hacer con el frasco de insulina ¿cómo saber cuántos mililitros tenía que inyectarme? Pues no hice nada porque no sabía qué hacer.

    Al la mañana siguiente mandé a mi marido al ambulatorio, yo no estaba en condiciones de salir de casa, para ver a un médico que le pudiera atender de urgencia, y ver si me podían ayudar.

    Un médico le hizo una receta de insulina lenta, en bolígrafo, le dijo que me inyectase una vez al día 10 unidades, así, a ojo. Consiguió una cajita con tiras, un pinchador, un glucómetro, un puñado de agujas, y le dieron hora para una visita urgente con la Dra. de cabecera. Como yo no podía ir al ambulatorio, sería telefónica, empezaba la semana santa, así que sería el martes siguiente (era jueves).

    Cuando llegó mi marido con la nueva insulina en boli, el glucómetro, etc., él no sabía cómo había que usar todo eso, ni qué valores de glucosa eran los correctos, ni nada. Así que llamé yo al ambulatorio pidiendo por favor que alguien me ayudara. Finalmente conseguí que la enfermera que me tocaba me llamara por teléfono, y me dio unas consignas que no me aclararon todo, me dijo que no podía pasar por mi casa porque se iba después de comer de vacaciones de semana santa, y tenía prisa. Me dio su número de móvil por si tenía algún problema la llamara…

    Inmediatamente me puse a buscar por internet para aprender a usar el glucómetro, la enfermera me dio unos valores, y me indicó que si los valores eran altos en ayunas, aumentase de dos en dos las unidades de lenta…. Y cuando me inyectase la insulina contase hasta 10 antes de retirar la aguja de mi cuerpo. Recuerdo que en la primera lectura que me hice estaba a 450, y más o menos en esa cifra estuve toda la semana santa, me iba aumentando la dosis cada dos días. No comía dulce, pero nadie me había dicho nada de los hidratos, en el hospital me daban pan blanco, y tostadas con mermelada, etc., en casa no comía mermelada, tampoco he tenido nunca costumbre de desayunar con mantequilla y mermelada, pero con un bocadillito si…

    Llegó el martes y me llamó la dra, de cabecera que me aclaró algunas cosas, y al saber cómo iban mis lecturas de glucosa, me hizo una receta de insulina rápida, y me aumentó la lenta.

    Me busqué un endocrino, pero como no estaba en condiciones de salir de casa, no pude ir hasta un mes más tarde, y no quedé satisfecha. Vi a diferentes endocrinos, y nadie me explicaba nada sobre las comidas y dosis de insulina, se limitaban a darme una hoja con una dieta, pero no unas pautas, y a decirme que las personas que tenemos una diabetes como la mía tenemos muchas dificultades para controlar la glucosa, y que lo que un día nos va bien, nos deja de funcionar al día siguiente.

    Con el tiempo yo misma he ido procurándome información, he ido aprendiendo. Aquí en el foro he aprendido mucho.

    Al ponerme el sensor en el brazo, el control ha mejorado un poco.

    Y así fueron mis comienzos, con mucho agobio y poca ayuda.




    Bufff, Emily, pobre, vaya historia. Menos mal que todo salió bien. Qué triste la poca ayuda de los médicos en tu situación, es imperdonable.
    DM 2 con páncreas agotado desde diciembre 2020. 51 años entonces.
    HG diciembre 2020: 15.9. Última HG: julio 2022, 5.6
    Abasaglar 8 unidades. Metformina, 1000/0/1000. Humalog junior: 2 unid en desayuno y para correcciones o excesos.
  • @Emily confío que ya estés mejor de todo lo urgente que te han intervenido.
    Se ve que eres fuerte y luchadora.

  • Por dios que calvario!!! y como estas ahora?
  • @emily ¡Madre mía, Emily! ¡Qué despropósito! Todo mal. No quiero ni imaginarme la angustia que pasarías.
    La nutrición es la asignatura pendiente de la atención sanitaria, están muy desactualizados y, a los que nos ponemos insulina nos dan barra libre de hidratos lo que considero un error garrafal.
    LADA D1 desde septiembre de 2021
    Toujeo y Humalog
    Aprendiendo
  • @Emily qué valiente eres!! Qué pena me ha dado el pensar cuánto sufrimiento has debido de pasar...espero que ya estés más estable y tranquila. Un abrazo.
  • @Emily me he quedado sin palabras. No me puedo ni imaginar el agobio y la frustración que debiste pasar después de todo. Espero que hayas encontrado un buen médico y que estés mucho mejor. ¡Eres toda una superviviente! No mucha gente puede contar el haberse enfrentado a un cáncer de páncreas. ¡Enhorabuena!
    T1 diagnosticada a los 24, tengo 30.
    Además soy celiaca y con muchas alergias alimentarias, entre ellas profilina. Recientemente diagnosticada con hipotiroidismo también.
  • Estoy más controlada y estable en cuanto a la diabetes, pero tengo diferentes controles anuales (aparte de los concernientes a la diabetes) porque tengo el hígado tocado que hay que vigilar, y un problema en la sangre que de momento no es grave, pero también hay que vigilarlo, y por supuesto, lo que queda de páncreas lo miran también.

    Después de varios endocrinos de la privada, la Dra. de cabecera me dijo que probara con la endocrina de la Seguridad Social, que visita en el ambulatorio, me dijo que era muy atenta y profesional , eso hice y me quedé con ella. De hecho es gracias a ella que llevo el Freestyle, me lleva bastante bien en comparación con los otros. Pero no sé que voy a hacer, porque en menos de un año me mudo de domicilio, en la misma ciudad, pero en otro distrito, y ya no podré tener esta endocrina. Tengo miedo de que el/la que me toque me quite el Freestyle, y que no me lleve como esta que tengo.

    Bueno, todo aquello fue una pesadilla, y me quedaron ataques de ansiedad durante mucho tiempo que combatí con distintas terapias, meditación, diazepam, mucha fuerza de voluntad y paciencia. Todavía llevo siempre en el bolso un blister de diazepam, por si lo necesito. A veces me aparece la ansiedad, pero ya no son ataques como los que sufría a diario, que me duraban horas.

    No es que sea fuerte, es que no me quedaba más remedio que serlo.

    La vida no es fácil, y la de l@s diabéticos es un poco más complicada, cuando tengo alguna duda acudo aquí, al foro y busco. Generalmente encuentro respuesta, y si no, pregunto.

    Muchas gracias.
    Diabetes post quirúrgica desde el 02/03/17, Toujeo, Novorapid, y ahora también metformina después de las comidas.
    Freestylelibre 2 desde mediados de diciembre 2021, que me lleva loca.
  • Gracias a ti, por ser un ejemplo de entereza y fortaleza, mucho animo
Accede o Regístrate para comentar.