¿Como afecta la diabetes a nuestra paciencia?

Históricamente la virtud de la paciencia se ha representado popularmente en la figura de Job, un santo bíblico especialmente dotado de esta conveniente facultad.

Por lo visto, el tal Job -según reza en la Biblia- fue sometido a una serie de faenas por parte de un ángel de Dios saliendo airoso de todas ellas, demostrando así su fidelidad al Creador. Fidelidad… y aguante, lo cual le ha merecido convertirse desde entonces en paradigma de la paciencia y pasando a formar parte de los dichos populares: “tienes más paciencia que el Santo Job”.

La paciencia es sin duda, una gran virtud que todos quisiéramos para nosotros. Yo personalmente reconozco que en el reparto de este don a mi me debió de pillar en el servicio. O distraído, como es habitual en mi. El caso es que se trata de una gran cualidad necesaria para lidiar con todas las adversidades que se nos plantean en esta vida. Y las adversidades pueden ser de todo tipo. En diabetes también.

Dios sometió a Job a toda clase de pruebas para medir su fidelidad. La diabetes también nos somete a nosotros a pruebas cada día para medir nuestra paciencia.

image


La paciencia en los expedientes X

Quizá no sea necesario tener tanta paciencia como Job, pero sí al menos intentar imitarle en la medida de lo posible. Sin duda, con el debut de diabetes debería venir asociado un aumento significativo del nivel de paciencia. Porque es altamente necesaria.

Desde que la tengo hace ya 31 años (la diabetes, no la paciencia; esa nunca la he tenido) tengo claro que la famosa paciencia de Job está sobrevalorada. Me gustaría verle a él con diabetes.

Estoy convencido de que perdería su fama en menos de un año. Porque esta enfermedad pone a prueba una de las mayores virtudes humanas, escasa generalmente y aún más en estos tiempos que corren, acelerados e intransigentes.

Y es que no hay paciencia que valga cuando tras aplicar toda tu preparación y tus conocimientos, descubres que no te sirven para nada ante muchos de los ardides que te plantea la diabetes a cada momento. O más que ardides, quizá mejor llamarlos Expedientes X, en un claro eufemismo para evitar llamarlos por su auténtico nombre, bastante malsonante.

Todos los días desayunas lo mismo, tu rutina matutina es igual, te sientas en tu trabajo y haces exactamente lo mismo. Pues un buen día, tus cifras son horribles.

Por alguna desesperante razón, la post de ese desayuno (igual al de los días anteriores) es espantosa. Otro día tienes una reunión importante y precisamente ahí no te importaría estar un poco más alto para pasar la reunión tranquilo y sin preocupaciones adicionales. Pues no.

Ese día estarás bajo durante toda la mañana y además tendrás que salir en mitad de la reunión para ir a la máquina de refrescos a por una coca cola. Idem de idem por ejemplo, un día de cine. O simplemente, aquel día que quieres que sea perfecto y nada te lo enturbie.

Pero ahí está Ella para recordarte que existe. Y pone a prueba tu paciencia una vez más. Un día más. Y luego otro. Y otro… y tus conocimientos de nada sirven para evitar todas estas situaciones en las que sólo puedes tirar de una facultad: paciencia.


Con los años sólo mejoran los vinos

A pesar de que tenía muchas esperanzas en ello, con el paso de los años ni mi paciencia ni mi templanza han aumentado lo más mínimo. Olvídalo.

Con los años sólo mejoran los grandes vinos. Incluso debo reconocer -aunque sé que esto no es ejemplarizante- que mi paciencia se ve quebrada como el primer día cada vez que Ella me torpedea algo. O sea, que me es muy difícil mantener templanza ante las continuas burlas de mi diabetes.

Y es que una de las situaciones más frecuentes y que más alteran mi control mental jedi es la de la ausencia de patrones ya comentado líneas más arriba. Que diez días hagas lo mismo y que los diez sean diferentes es algo que a buen seguro sacaría de quicio al mismísimo Job si resucitara mañana.

Cuando un buen día tras tus perfectos cálculos de HC (que ya tienes bajo control y aprendidos de sobra) ves que la glucemia post-prandial es espantosa, sólo puedes hacer una cosa: respirar profundamente, contar hasta diez (recomiendo mejor cien o incluso mil) e intentar arreglar el desaguisado a base de aplicar los conocimientos adquiridos. Y en esos momentos tu carácter se avinagra y notas que la sangre comienza a hervir, de un modo similar a cuando el Dr. Bruce Banner comienza a convertirse en Hulk.

Y te cabreas porque sencillamente, tú has hecho todo lo que debes hacer. No has fallado en nada, pero las cosas no salen bien. Es más, salen fatal.

Y esta es probablemente una de las cosas más frustrantes (si no la que más) de esta enfermedad. Porque nosotros sólo controlamos …CORRIJO: monitorizamos… una de las muchas variables que influyen en este fregao; la glucosa. Pero no sabemos cómo anda nuestro cuerpo de glucógeno, cortisol, adrenalina…

No sabemos cómo está siendo la acción de esa insulina previamente administrada y su farmacocinética… no sabemos si el estómago está con una digestión más lenta de lo habitual… tampoco si las grasas están ralentizando en exceso la absorción de los nutrientes por el cuerpo…

En fin, multitud de datos desconocidos que influyen a cada momento en que la glucemia sea una u otra. Y nosotros, que sólo nos guiamos por la cifra que marca un aparatito, confiamos incautos que nuestro 1+1 siempre sumará 2 porque así nos lo enseñaron en el cole, sin saber que en esa formulación hay muchas incógnitas que desconocemos entre medio.

En muchas comedias americanas hemos visto al protagonista cómo se esconde en un momento determinado cuando quiere liberar su rabia contenida ante una situación frustrante y que no podía solucionar.

Esto en diabetes es habitual y cada uno reaccionamos de una manera distinta, pero la más habitual pasa por el cabreo y la frustración. Yo, que soy un Jedi, reconozco que tengo momentos del lado oscuro en estas situaciones.

Y he intentado reflejar de manera audovisual la sensación que nos sobreviene cuando te enfrentas a una de las situaciones que más cabreo generan: estar alto a pesar de haber hecho las cosas bien. Esta sería la sensación habitual en estas situaciones…
¿Te pasa lo mismo en estas situaciones? ¿Ha mejorado tu paciencia con los años de diabetes?

¿Has aprendido a relativizar? ¿Has necesitado yoga o alguna otra técnica para aprender a dominar la frustración de estas situaciones?

¿Alguna vez has hecho algo de lo que no te sientas orgulloso en algún momento de cabreo de este tipo?
Cuéntame en un comentario si vives estos momentos igual que yo. Y comparte la entrada si ha resultado entretenida.


FUENTE: www.jediazucarado.com/diabetes-y-paciencia/
@fer - DM1 desde 1.998 | Dexcom G4 | Novorapid + Lantus. | Sin complicaciones.
Miembro del equipo de moderación del foro.
job.jpg 286.8K

Comentarios

  • Mucha razón en lo que dice. Aunque reconozco que no he tenido la paciencia de leérmelo entero.
    En 1922 descubrieron la insulina, en 1930 la insulina lenta. ¿Que c*** han hecho desde entonces?
  • Antes tenía mucha mucha paciencia, ahora nada. Será la edad o será esta enfermedad??? :-S
  • No es cuestión de paciencia....para mi ha evolucionado a "aceptación"; da igual, haga lo que haga no voy a dejar de ser diabética....para que lamentarme mas o tener paciencia en qué.
    DM 1 desde Enero 2015.
    Novorapid y Toujeo
    A1c: 6,3% (Dec-19)
    FreeStyle desde abril 2016
  • Nunca sabré si la paciencia se me ha desvanecido por ser diabética. Tanto cálculo, tanta frustración podría haberme llegado a perderla, nunca lo sabré. Antes era muy muy paciente, ahora no. No ha sido de un día para otro, pero es así, ahora no soy paciente en casi nada cuando lo soy me estoy controlando mucho.
    Se q nada me va quitar ser diabética, lo tengo muy muy asumido., pero nuestra forma de ser va cambiando a lo largo de los años a un no diabético y a un diabético.
  • Paciencia? si nos quedamos sin ella llevaríamos un descontrol impresionante!!!! Imposible que una persona con diabetes no tenga jajaja.
    Dicen que la paciencia es la ciencia del saber, yo digo que la paciencia es la ciencia del diabético!!!!!
    También es cierto que suelo saltar pronto, pero eso soy yo. He tenido el placer de conocer a otras personas y mucho con diabetes que tienen mucha mas paciencia que yo ante situaciones parecidas, pero también es cierto que dependiendo de la situación cada uno tiene una paciencia.
    Miembro del equipo moderador del foro.

    Ultima prueba realizada:
    Maratón San Petesrburgo (Rusia)
    https://luchojuntoamidiabetes.blogspot.com/2019/07/maraton-san-petersburgo-rusa-42195-mts.html

    Prueba deportiva Ruta de las Fortalezas.
    http://luchojuntoamidiabetes.blogspot.com/2019/05/ruta-de-las-fortalezas-2019-54700.html

    Facebook: Jorge Moto
    Usuario Dexcom G6 y microinfusora Tandem T: Slim X2 Basal IQ
  • La paciencia viene con la edad. Dejamos de ser menos impulsivos. Diabeticos y no diabeticos.
    Pero para vivir con diabetes se ha de "aceptar" la situación sino es un sinvivir. La paciencia vendrá con los años.
    DM 1 desde Enero 2015.
    Novorapid y Toujeo
    A1c: 6,3% (Dec-19)
    FreeStyle desde abril 2016
  • Pues para mi es lo contrario, conforme pasan los años se es menos paciente.
  • Dicen que con la edad se vuelve uno más cascarrabias, pero a cada uno le debe de afectar de forma distinta porque deben de influir muchos factores. A mi personalmente me pasa lo que Ruthbia, soy más paciente con los años, pero conozco a gente que le pasa todo lo contrario.
  • Yo no tngo paciencia tmpoco ninguna y si es hipo me pego asta sola tmb yevo 30 años ya con eya y cada dia una cosa y x mu bien k lo haga siempre esta mal y vivo cabrea anda k le joan vamos mi frase del día y aver lo peor k me jodo yo
  • Paciencia? Yo necesito toneladas... A entender cómo reacciona mi cuerpo ya he desistido, pero rara vez estoy en rango (solo con la pastilla no es suficiente, mi glicosilada sube y sube). Eso lo tengo medio asumido (el 3 y el 4 tengo consulta, a ver...). Mi problema viene que cuando estoy alta (más de 150) no tengo apenas paciencia con la gente... Y mucho menos con los chavales, sobre todo porque por encima de 180-200 me suele doler la cabeza... Y ahí ya sí que no sé cómo hacer, no quiero tener que depender además de calmantes...
    Diagnosticada de DM en enero de 2019
    Pendiente de saber el tipo; según dicen tipo 2 pero no les cuadra...
    De momento, solo con Forxiga por la mañana
    Tendencia a las hipos
    Hemos: de 8 en enero a 6,2 en abril, 6,4 en julio y 6,9 en septiembre, va en aumento sin cambios en hábitos y alimentación...
    Ultima Hemo: 6,4 (31/7/19)
  • @cgs, tendrán que cambiarte el tratamiento. Si tienes esos dolores de cabeza con valores altos, tienen que regularte mejor.
    La paciencia se relaja con un buen tratamiento.
    hija de 24 años , diabética desde los 5. Hemo : 6,1
    Humalog: 6-10-8 , Lantus: 22 ( mañana)
  • Regina dijo:

    @cgs, tendrán que cambiarte el tratamiento. Si tienes esos dolores de cabeza con valores altos, tienen que regularte mejor.
    La paciencia se relaja con un buen tratamiento.

    A ver qué me dicen a primeros de febrero... si no, a remover lo que sea...
    Diagnosticada de DM en enero de 2019
    Pendiente de saber el tipo; según dicen tipo 2 pero no les cuadra...
    De momento, solo con Forxiga por la mañana
    Tendencia a las hipos
    Hemos: de 8 en enero a 6,2 en abril, 6,4 en julio y 6,9 en septiembre, va en aumento sin cambios en hábitos y alimentación...
    Ultima Hemo: 6,4 (31/7/19)
  • Buenos días a tod@s
    Hace tiempo que no entraba por este Foro, pero casualmente hoy me he encontrado con un ¿ artículo se dice?, de Fer y sinceramente me ha gustado mucho. Auna su experiencia personal, del día a día y tras muchos años de diabetes, con una reflexión tan precisa como rigurosa, tan atractiva como científica.
    Ahora os voy a dejar aquí mi pensamiento. También llevo una buena temporada con esto. He llegado a la conclusión, reafirmandome en todo lo dicho por Fer, que tal vez lo que más daño nos haga a todos los que nos sentimos motivado por los cuidados de esta enfermedad nuestra, es la PREOCUPACION CONTINUA y hasta obsesiva, mantenida en el tiempo , por unas cifras y objetivos humanamente inalcanzables, bajo un planteamiento médico, por la sencilla razón de que aquí, más que en ningín otro sitio : dos más dos no son siempre cuatro. Fer lo ha expresado de una forma impecable e inimitable.
    Definitivamente debo pasarme más por este Foro. Articulos como este merecen ser leídos, pensados y hasta comentados.

    Saludos.
    Desde 1984 diabético tipo 1
    Tresiba al mediodía , Apidra en las comidas.
    Glicosiladas alrededor de 6,5 %
    "Feliz aquel que reconoce a tiempo que sus deseos no están de acuerdo con sus posibilidades "
    Goethe
  • Hola Fer, me he reído mucho con tu artículo. Te cuento que sí, me ha pasado y te voy a contar en mi experiencia a que se han podido deber esos descontroles taaan espontáneos y auténticos que son ellos y a lo mejor alguno de mis hallazgos te pueda servir.

    No es lo mismo un pan de un lugar a un pan de otro asi el tamaño sea muy parecido. Los componentes son distintos y unos definitivamente tienen mas azúcar y carbohidratos que otros. Yo deseche de mi lista un pan muy rico, blandito, suave y etc adjetivos ricos porque cada vez que comía ese pan mi azúcar se elevaba. Intenté reduciendo la cantidad de pan hasta que ya casi se volvía como que ni tajada daba, osea, de lo delgado o poco que me servía y aún así, seguía alterada, y dije...no, esto ya es una cantidad que parece un pegote, no hay derecho. Entonces dije: primero, mi estabilidad, mi tranquidad, mi paz y mi salud. Chao pan care subidor¡

    En otra ocasión, noté que al sacar mucho las insulinas cuando salía a comer por fuera, así las llevara con hielo, la insulina se iba dañando, iba reduciendo su capacidad para regular mis niveles de azúcar. Lo pude comprobar porque cuando cambié la insulina a una nueva se volvió a regular.

    Otra vez, la EPS acá nos dió unos lapiceros de insulina en la formula de medicamentos, y a parecer estaban fallando esos lapiceros porque al ensayarlos las glicemias empezaron a subir. Meses después cambiaron esos lapiceros en la EPS y nos dieron otros.

    Otro factor puede ser que requieras un cambio de insulina. Yo me apliqué varios años Lantus y me fué muy bien con ella, mas hace casi dos años empecé a tener glicemias altas y bajas, altas y bajas y a pesar de que la hemoglobina me daba dentro de los límites normales para diabéticos, el medico endocrino me dijo: a costa de que, tu con estas glicemias altas que estas teniendo te está dando una hemoglobina tan buena? osea, en la hemoglobina se estan compensando los subidones de azucar con las bajadas y eso no es lo ideal. Lo ideal es que sea homogéneo, es que esté regulado siempre (ideal). El caso es que cambiando de insulina se me homogeneizaron los resultados de la glicemias, se volvieron mas parejas, noto que cuando me descuadro es por algo que no le calculé bien los carbohidratos, como te dije, a veces una salsa distinta, un poco mas de azucar que le hechen a esa galleta o ese pan que sabe salado, ahí se le van los mg más de glicemia.

    Y por último y tal vez sea lo que pueda estar pasando: las emociones influyen mucho en los niveles de azúcar en la sangre. El estrés te sube el azúcar y yo personalmente empecé a notar que cuando tenía eventos de emoción, es decir, eventos que me daban un poco de nervios pero al mismo tiempo me gustaban, sentía que el azúcar se me bajaba, por eje. encontrarme con el chico que me gustaba.

    Asi que conclusión que saqué: haz lo mejor que puedas, relájate, cuídate y ya que sea lo que tenga que ser
  • @DianaLo qué insulina basal usas ahora?
    hija de 24 años , diabética desde los 5. Hemo : 6,1
    Humalog: 6-10-8 , Lantus: 22 ( mañana)
Accede o Regístrate para comentar.